Emitir en Rumi es muy sencillo. Podrás crear y editar tus eventos desde tu panel de control de organizador. También podrás emitir en streaming conectando tu ordenador o teléfono a nuestra web. A continuación te mostramos unos vídeos explicativos sobre ¿Cómo registrarse en Rumi?, ¿Cómo crear un evento? y ¿Cómo editar un evento ya creado en Rumi?.

Además, te facilitamos manuales y consejos para mejorar tu transmisión.

Nosotros podemos encargarnos de la realización audiovisual de tu evento, aunque si prefieres puedes realizar tú mismo la transmisión de forma sencilla, a continuación te facilitamos una guía:
 
  1. Software gratuito para emitir.
  2. Software gratuito para emitir desde un teléfono móvil.
  3. Configuración para la emisión.
  4.  Ancho de banda.
  5. Realización de pruebas.

¿Cómo registrarse en Rumi?

¿Cómo crear un evento?

¿Cómo editar un evento ya creado en Rumi?

  1. Software gratuito para emitir.
 Para emitir tus directos en internet necesitas un programa de emisión del estilo OBS. Si ya lo conoces y tienes dudas al respecto, o es la primera vez que oyes hablar de él, aquí te dejamos una guía básica de cómo usarlo.

Emitir con OBS Studio. Para emitir tus directos en internet necesitas un programa de emisión del estilo OBS. Si ya lo conoces y tienes dudas al respecto, o es la primera vez que oyes hablar de él, aquí te dejamos una guía básica de cómo usarlo.

Primer paso: Descargar OBS Studio.

Puedes descargar OBS Studio desde obsproject.com. Asegúrate de descargar la versión adecuada para tu sistema operativo Windows,  Mac o Linux. Una vez descargado, sigue los pasos de instalación y abre OBS Studio en tu ordenador, debería de verse así:

1

Segundo paso: Creación de una escena.

Ya que descargaste OBS Studio, el siguiente paso es crear una escena. La escena es lo que verá tu audiencia, incluyendo el audio, vídeo y cualquier elemento que quieras añadir desde el apartado Fuentes. La primera Escena se creará automáticamente y después, tu podrás añadir todas las demás escenas que consideres oportunas haciendo clic en el botón [+] debajo de la caja de Escenas. También podrás renombrarlas a fin de identificar qué escena usarás en cada momento.

Tercer paso: Añadir fuentes.

Llamamos fuentes a las características que pueden añadirse en una escena, como el audio, un vídeo e incluso un logo, a continuación te damos una descripción a detalle de cada una de ellas.

Audio. Lo primero que añadiremos a la escena será el audio. Para ello, iremos al botón [+] debajo de la caja de Fuentes, y escogeremos la opción Captura de Entrada de Audio. Tendrás que asignarle un nombre al dispositivo, y una vez hecho, se escogerá el dispositivo de tu elección desde el menú desplegable (siempre y cuando esté conectado a nuestro ordenador y éste lo reconozca). Después, daremos clic en el botón Aceptar y ¡LISTO! Ya tienes añadida una entrada de audio para tu directo. En caso de que necesites más de una fuente, deberás repetir el proceso las veces que lo desees.

Vídeo. Para añadir vídeo a tu directo, tendrás que seleccionar la opción de Dispositivo de Captura de Vídeo y seguir los mismos pasos que para el caso de añadir un audio. También tendrás que renombrar la fuente y dar clic en Aceptar. OBS Studio te dará la opción de añadir el dispositivo de vídeo que necesites de la lista desplegable en el apartado dispositivo. Una vez seleccionado, podrás ajustar la definición de la cámara, te recomendamos ajustarlo al nivel máximo que ofrezcan las prestaciones del dispositivo.

Logo. Si lo deseas, también puedes añadir tu logo personalizado a tu directo, para esto, deberás de seleccionar la opción “Imagen” en la caja de escenas.

Igual que en los pasos anteriores, renombra la fuente y escoge en el desplegable la imagen que necesites desde tu ordenador. Una vez seleccionada da clic en Aceptar y podrás pasar a ajustarla en la pantalla principal. Si tienes varias escenas deberás copiar y pegar el logo en todas ellas para que no desaparezca en el cambio de cada una de ellas.

Recuerda que el visualizador de Rumi tiene su marca de agua en la esquina inferior derecha, por lo que te recomendamos, que insertes tu logo en alguna esquina restante con el fin de conservar una correcta visualización.

2. Configuración para la emisión.

Para poder empezar nuestra emisión en Rumi deberemos acceder al apartado de Ajustes que se encuentra en la parte inferior derecha de la pantalla principal e ir al apartado Emisión.

Después, en el apartado Servicio deberás seleccionar la opción Personalizado y deberás rellenar los siguientes campos que te serán facilitados por nuestro equipo:

  • Servidor
  • Clave de Retransmisión.
  • Nombre de Usuario.
  • Contraseña.

Es importante marcar la casilla Usar la Autentificación para poder acceder al usuario y a la contraseña. De lo contrario, estos campos no aparecerán en pantalla. El resto de los campos se dejarán por defecto, ya que el programa detecta lo que debería ser la configuración idónea para realizar la emisión desde el equipo, y si los cambiamos podríamos ocasionar algún error.

Una vez configurados los ajustes es el momento de iniciar el directo. Para ello sólo debes hacer clic en el botón Iniciar Transmisión en la pantalla principal de OBS Studio y en breves segundos tu transmisión habrá comenzado en www.holarumi.com.

Te recordamos que la calidad de tu emisión está en función de las características de tu ordenador y de la conexión a internet que dispongas. A fin de que la calidad de tu emisión sea la mejor posible, te presentamos los 4 valores principales que deberás configurar en OBS Studio:

  1. Bitrate de vídeo.

    Este valor nos indica la cantidad de bits que se emiten por segundo en función de la conexión a internet de la que se disponga. Para asegurar una calidad mínima en nuestro directo, se recomienda emitir con un mínimo de 1250 kbps. Para emitir en calidad HD, necesitas un valor de 1500 kbps; y para calidad FULL HD se requiere de 3000 kbps. Si deseas determinar el valor correcto consulta el punto 3 que viene más adelante.

  2. Resolución. La resolución es la calidad de la imagen, misma que puede no corresponder con el valor al que grabe la cámara con la que se vaya a emitir. Un ejemplo de esto es que tu cámara puede grabar a 1080p, pero tu ordenador puede no soportar una emisión de más de 720p. Es recomendable que tu cámara grabe a la máxima calidad posible, y en función de las características de tu ordenador, es necesario escoger entre 720p (1280×720) o 1080p (1920×1080). Más adelante hablaremos del CPU, el cual influye directamente en la calidad a elegir para nuestra emisión.

  3. Framerate. En este caso, se recomienda seleccionar la opción de 25PAL (25 fotogramas por segundo). Emitir a más fotogramas requiere de mayor conexión a internet y más recursos de tu ordenador. Para ejemplificar esto, piensa que la mayoría de las películas de cine se emiten a 24 fotogramas por segundo.

  4. Audio. Escogeremos una frecuencia de 44,1 kHz o de 48 kHz, y emitiremos a un bitrate de 160 o superior.

3. Ancho de banda.

Para seleccionar el bitrate adecuado, deberemos identificar la tasa que nuestra conexión a internet nos permita. Para conocer el estado de tu conexión te sugerimos utilizar Speedtest.

El valor en el que deberás identificar es el de Subida/Upload, que tal cual indica su nombre, es el que permite la subida de datos, en nuestro caso, el vídeo que se emitirá. A modo de ejemplo, si tu conexión de fibra es de 100Mb, podrás emitir a 6000 kbps.

Si necesitas una conexión más estable, te recomendamos conectarte, siempre que te sea posible, desde el cable Ethernet del router al ordenador.  Con esta estabilidad, se evitarán posibles cortes y aumentará la calidad del directo

4. CPU

Tendrás que estar muy atento al uso del CPU de tu ordenador. OBS Studio te indica en todo momento el porcentaje del CPU utilizado, con lo que podrás monitorearlo fácilmente y en tiempo real.

Si en algún momento, el CPU supera el 50% de su capacidad, está indicando una exigencia mayor de recursos al ordenador de lo que puede soportar. Esto podrá influir en el colapso del programa o incluso en que tu ordenador se apague. Si esto llegara a suceder, sigue las siguientes recomendaciones:

  1. Revisa la resolución y el Framerate, especialmente identifica que los valores asignados no sean tan elevados para que el ordenador pueda trabajar fluidamente.
  2. Si dispones de una tarjeta gráfica, puedes usarla para la emisión y así liberar el uso del CPU. Esto lo puedes comprobar en el apartado Codificador en los Ajustes de Salida, y en caso de tenerla, asignarle a ella la tarea. Si sabes que dispones de una tarjeta gráfica, pero no puedes visualizarla, deberás descargarte los drivers de la tarjeta para el sistema operativo que utilices.
  3. Desactiva la comprobación de actualizaciones.
  4. Desactiva el antivirus en caso de tenerlo funcional.
  5. Cierra el resto de los programas que no estés utilizando, ya que consumen recursos tanto del CPU como de la red (internet).
  6. Eleva tu ordenador o usa una plataforma de ventilación. Al consumirse muchos recursos, el CPU tiende a calentarse, elévalo para que circule el aire o usa una plataforma de ventilación para poder regular lo mejor posible la temperatura.

5. Pruebas.

Es importante que hagas varias pruebas con tu equipo antes de emitir tu primer directo para asegurarte de poder realizarlo a la perfección. Te recordamos que el Equipo de Rumi te facilitará las claves necesarias para que puedas realizar todas las pruebas que desees y evitar sorpresas o un mal funcionamiento durante tu streaming.

Si quieres conocer cuál es el límite de tu ordenador y  saber hasta dónde podrías ajustar los valores del programa, te sugerimos empezar asignando el máximo valor posible, e ir bajando poco a poco hasta que identifiques con qué valores consigues una transmisión estable.

© 2020 Rumi. Todos los derechos reservados.

Uso de cookies

Al utilizar nuestro sitio web, consiente nuestro uso de cookies de acuerdo con nuestra Política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies